Los horrores de la guerra

guerra Los horrores de la guerra
Lo que está claro y se ha demostrado durante toda la historia del cine, es que las películas sobre la guerra son un valor seguro, porque siempre son éxitos de taquilla y a muchas personas les encanta ir al cine a ver este tipo de largometrajes. Sin embargo, también hay muchas personas a las que no les gusta nada de nada este tipo de películas porque opinan que no solamente muestran algo terrible si no que también creen que pueden incitar a los más pequeños a la violencia.

Y aunque haya personas que puedan estar a favor o en contra de esto, si hay una cosa que es cierta sí o sí, es que todas estas películas muestran una realidad terrible, muestran los horrores de la guerra de una manera, en algunas ocasiones muy realista y otras veces de manera algo frívola incluso. La guerra nunca jamás trae nada bueno, y las personas que han tenido que ir a ella lo saben a ciencia cierta porque por desgracia han tenido que sufrirlo en sus carnes, hay personas que han perdido a sus amigos o incluso su propia vida. Y los que vuelven de la guerra siempre lo han hecho con secuelas de todo tipo, pero sobre todo secuelas psicológicas, y tienen que estar con tratamientos de todo tipo toda su vida, y por el estrés muchos se ven obligados a usar un crece pelo rapido para olvidar algo tan horrible cuanto antes.

Las personas que no viven una situación así lo vemos todo desde fuera y podemos tener nuestra opinión al respecto, y lo único que vemos relacionado con las guerras son todas estas películas que hacen sobre ellas. Pero evidentemente no sabemos todo lo que hay detrás, todo el sufrimiento, que se intenta reflejar en el cine pero nunca se puede reflejar de manera totalmente real, porque tras ver una película de este tipo seguimos con nuestra vida usando nuestro aceite crece pelo pero sin darnos cuenta de que la realidad es mucho peor de lo que nos podríamos llegar a imaginar nunca.

Por eso estas películas están muy bien porque nos enseñan una realidad diferente que no conocemos la mayoría de las personas, pero no hay que olvidar que las películas de guerra normalmente por desgracia están basadas en hechos reales que fueron terribles para muchas personas, y debemos tener eso siempre en cuenta y no dejar a los más pequeños verlas ya que pueden pasarlo realmente mal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *